Happy Birthday to me…! Just 24th…


24. Bonito número. Pensándolo bien, el tiempo se ha pasado muy rápido, tanto que no he notado mucho su veloz andar. He disfrutado tanto cada etapa de mi vida, que hoy puedo decir: ha valido la pena.

5 de marzo de 1986, hasta bonita fecha para nacer. El día que la naturaleza le dijo a mamá que ya era hora de dar a conocer al mundo, esa criatura que tanto cuidó por 9 meses desde su vientre. 6:45 a.m. la hora en que Erika Paola Brú Vélez, vio por primera vez la luz del mundo. Momento sublime, una nueva vida se asomaba a este mundo que le tenía (y tiene) preparadas muchas sorpresas en el andar. Bien parida, porque mi mamá me pujó (tanto que la dejé sin fuerzas y acabada) llegué a este mundo, a dejar mi huella, a hacer mi contribución a la humanidad, con todo lo que representa mi ser, mi actuar, mi pensar, mi sentir…

Hoy día de mi cumpleaños, se me vienen tantas cosas a la mente. Entro a hacer una reflexión de lo que ha sido mi vida durante todos estos años, y simplemente tengo agradecimiento por todas las cosas lindas y feas, los momentos dulces y amargos, los triunfos y las derrotas, los amores y desamores, las ilusiones y los desengaños, por todo lo bueno y lo malo, porque de todo eso siempre he aprendido algo nuevo que me motiva a ser mejor persona cada día.

Y sí, mis cumpleaños siempre han sido la locura, uno de los días más importantes del año, para quienes me rodean. Porque desde pequeña, desde que cumplí mi primer año, cuando aún no distinguía siquiera quienes me cargaban, me besaban, me felicitaban, por qué esos señores con las caras pintadas y haciendo muecas y piruetas asustaban a los otros niños, qué era eso de piñata, etc., me hicieron la “mega fiesta” con todos los juguetes, y de ahí en adelante, cada cumpleaños era celebrado de una manera tan especial que se volvió “casi” un compromiso con aquellos que anualmente, festejan mi onomástico.

Con el tiempo, muchas personas han olvidado ese día, porque hemos perdido el contacto, nos hemos alejado. Algunas muy seguramente lo recuerdan en el fondo, pero no tienen manera de hacérmelo saber, o simplemente, no les interesa. Hay quienes perduran, y con mucho cariño recuerdan la fecha y hacen llegar sus felicitaciones, a su manera. Como en la vida vamos cambiando de ambientes, de espacios de esparcimiento, de grupos sociales, nos vamos rotando continuamente por diferentes escenarios, así mismo la gente que asiste a mis cumpleaños, no siempre es la misma, aunque como les digo, hay quienes perduran, entre esos mi familia (el colmo sería que no), algunas amigas de la infancia, mis amigas del colegio (son las que más están pendientes) y uno que otro amigos de los trabajos y empresas por los que he transitado.

Para mí nunca han sido indispensables los regalos. “O me das regalo, o no te dejo entrar a mi fiesta” la verdad mis padres nunca me inculcaron tan egoísta pensamiento. De hecho, una simple felicitación que sale pura de un corazón, es un regalo tan noble y tan lindo, que no puede sustituirse por ningún regalo material, es el simple hecho de ser recordada, de que te hagan sentir importante, por lo menos una vez al año.

Que no se cumple años todos los días, eso es cierto. Por eso trato que mi día de cumpleaños sea lo más especial del mundo, estar rodeada de gente que me quiere y aprecia en realidad (aunque no faltan los hipócritas). Agradezco a Dios infinitamente, esta nueva oportunidad de seguir viviendo, de seguir disfrutando de las maravillas que Él tiene preparadas para mí. El camino no ha sido fácil y nunca lo será; de hecho, las cosas se aprecian mucho más cuando nos esforzamos por conseguirlas, y así lo seguiré haciendo, con la cabeza en alto, con la convicción que tengo todo el potencial para lograr mis metas, objetivos, anhelos e ilusiones.

Y sí, quiero que sepan que mi cumpleaños es una fecha MUY especial para mí, aunque para otros no tenga sentido…! Es un día diferente, tiene un olor, un color, un sabor especial. Ese día me declaro la MUJER MÁS FELIZ DEL MUNDO y no permito que nada ni nadie me lo amargue.

Por eso, quise compartir con ustedes esto que me sale del alma, y que me produce la emoción de cumplir un año más (o un año menos, lo mismo da), pero por el hecho de estar viva y gozando de salud, del amor de mi familia, el cariño de mis amistades y todas esas cosas por las cuales vale la pena vivir, celebro y brindo con ustedes mis lectores, esta fecha tan especial.

Y confieso, que muchas personas me hacen llorar con sus felicitaciones tan lindas, y que se los agradezco infinitamente, por tenerme en cuenta y hacerme sentir tan especial en este día…!

POR MIS 24 AÑOS, BIEN VIVIDOS SEÑORES, ESO SÍ. ¡SALUD! Y ¡HAPPY BIRTHDAY TO ME!

Comentarios

  1. Mi gemeeeeeeeee.. por tercera vez Feliz cumple cumple... ya sabes!! a gozarlo al maximoo!!!!

    ResponderEliminar
  2. Hermosa, ¡feliz cumpleaños para ti otra vez! Qué bonito ver el balance que haces de tu vida y la buena energía que proyectas siempre... Un abrazo y mil bendiciones...

    ResponderEliminar
  3. hey erika feliz cumpleaños para ti y para mi jeje soy @derkin cuidate

    ResponderEliminar
  4. hola...En este día tan importante y especial para tí, te deseo muchas felicidades, exitos, oportunidades y logros en tu vida personal y en todo aquello que te propongas, anheles y desees y que Dios siempre ilumine tu camino. Nunca dejes de ser esa hermosa mujer que haz demostrado ser tan solo leyendote, Dios quiera y algún dia nos podamos conocer!! cuidate mucho y que tengas un super feliz cumpleaños!!! muackkk

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Cualquier comentario es cariño...

Entradas populares de este blog

¿Competir por ‘amor’? No, gracias…paso.

¡NO a la lluvia de sobres!

O somos...o mejor no somos nada