sábado, 29 de mayo de 2010

Gitana, gitana, gitana...

No hay que decir mucho. Hoy sábado esta canción me estuvo dando vueltas en la cabeza y no se cansó de sonar en mi reproductor. Se vale un "gitano"??? jajajaja... ME ENCANTA!!!! Grande Willie Colón!!!!

GITANA - WILLIE COLÓN

Por si un día me muero
Y tú lees este papel
Que sepas lo mucho que te quiero
Aunque no te vuelva a ver

Gitana, Gitana
Gitana, Gitana
Tu pelo, tu pelo
Tu cara, tu cara

Sé que nunca fuiste mía
Ni lo has sido, ni lo eres
Pero de mi corazón
Un pedacito tú tienes
Tú tienes, tú tienes, tú tienes, tú tienes

Gitana, Gitana
Gitana, Gitana
Tu pelo, tu pelo
Tu cara, tu cara

Porque sabes que te quiero
No trates de alabarme tú
Pues lo mismo que te quiero
Soy capaz hasta de odiarte yo

Y tengo celos del viento porque acaricia tu piel
De la Luna la que miras
Del Sol porque te calienta
Yo tengo celos del agua
Y del peinecito que a ti te peina

Y por los celos, los celos, los celos
A mí el corazón me arde, me arde
Y por los celos, los celos, los celos
A mí el corazón me arde, me arde

Las palabras son de aire, y van al aire
Mis lágrimas son agua, y van al mar
Cuando un amor se muere
Sabes chiquita a dónde va
Sabes chiquilla a dónde va

Sin mirarte yo te miro
Sin sentirte yo te siento
Sin hablarte yo te hablo
Sin quererte yo te quiero

La nota es porque es imposible seguir viviendo esta agonía
Quiero que sepas lo que yo siento
Aunque nunca podrás ser mía

Sin mirarte yo te miro
Sin sentirte yo te siento (Yo te siento)
Sin hablarte yo te hablo
Sin quererte yo te quiero

Las manos se me sudaban, el pecho me palpitaba
Loco, enamorado
Y tú nunca sabías nada

Sin mirarte yo te miro
Sin sentirte yo te siento (Lo siento)
Sin hablarte yo te hablo
Sin quererte yo te quiero

Anoche vi en tus ojos que me querías, y te bese
Saboreando tus labios dulces
Y abrazando la almohada, me desperté

Sin mirarte yo te miro
Sin sentirte yo te siento (Te quiero)
Sin hablarte yo te hablo
Sin quererte yo te quiero

Bien sé que tú, yo se bien que tú, yo se bien que tú
Ni te has dado cuenta de este muchacho
“Al que madruga Dios lo ayuda”
Y eso espero, pues me paso toda la noche por ti desvelado

Ay na’ ma’
Tócamelo

Sin mirarte yo te miro
Sin sentirte yo te siento
Sin hablarte yo te hablo
Sin quererte yo te quiero

Solo, solo para ti, solo para ti yo soy, solo para ti seré
Espero con la esperanza que algún día me puedas ver

Sin mirarte yo te miro
Sin sentirte yo te siento
Sin hablarte yo te hablo
Sin quererte yo te quiero

Las palabras van al aire
Las lágrimas al mar
Pero el amor cuando muere, dime nena a dónde va
Dime Gitanita

Sin mirarte yo te miro
Sin sentirte yo te siento
Sin hablarte yo te hablo
Sin quererte yo te quiero

Sé que nunca fuiste mía
Ni lo has sido, ni lo eres
Pero de mi corazón
Un pedacito tú tienes, mi Gitanita

Sin mirarte yo te miro
Sin sentirte yo te siento
Sin hablarte yo te hablo
Sin quererte yo te quiero

Sin mirarte yo te miro
Sin sentirte yo te siento
Sin hablarte yo te hablo
Sin quererte yo te quiero

viernes, 28 de mayo de 2010

Promesas sin destinatario...


Prometo mirarte sin presionarte, ni seducirte...
Prometo estar cerca de ti sin tocarte, ni acariciarte...
Prometo ser testigo de lo que tus labios expresen pero sin besarte...
Prometo quedarme callada aunque quisiera contarte mil verdades...
Prometo respirar tu mismo aire sin contagiarte de deseo...
Prometo actuar libremente sin libretos, ni guiones...
Prometo dejar los rollos y las películas a los directores de cine...
Prometo no arruinar tus momentos felices...
Prometo no convertirme en el estorbo, en lo que sobra, en lo que no hace falta...
Prometo no desearte aunque muera de las ganas...
Prometo ser la extraña que no extrañas...
Prometo ser cómplice de tu risa sin reírme...
Prometo que si mi corazón está roto nadie lo notará...
Prometo ser invisible aunque visible...
Prometo guardar el secreto de lo que no será y lo que nunca me contaste...
Prometo seguir siendo la desconocida que al final no conociste...
Prometo ser parte del recuerdo, de lo que pasó y no pasó...
Prometo ser eso que ya no llevas en el corazón...
Prometo aunque no me gusten las promesas, porque se me hacen difícil de cumplir...
Prometo lo que no debería prometer...
Prometo no seguir escribiendo esta tontería...
Prometo pero no juro...
Simplemente, prometo...¡TE LO PROMETO!

jueves, 27 de mayo de 2010

Ni una sola palabra

Hay veces que las canciones logran expresar mejor lo que se siente...! De malas si no les gusta Paulina Rubio...esta es una de mis favoritas!

NI UNA SOLA PALABRA - PAULINA RUBIO

Me está gritando
ya sé que no se entera.
El corazón escucha tu cabeza
pero a dónde vas?
Me estás escuchando?
Que hay de tu orgullo?
Qué habíamos quedado?

La noche empieza y con ella mi camino
te busco a solas con mi mejor vestido
pero a dónde estás?
que es lo que ha pasado?
qué es lo que queda después de tantos años?

Miro esos ojos que un día me miraron;
busco tu boca, tus manos, tus abrazos
pero tu no sientes nada
y te disfrazas de cordialidad.

Ni una sola palabra
ni gestos ni miradas apasionadas
ni rastro de los besos que antes me dabas
hasta el amanecer.

Ni una de las sonrisas
por las que cada noche y todos los días
sollozan estos ojos
en los que ahora, te ves.

Como un juguete que choca contra un muro,
salgo a encontrarte
y me pierdo en cuando busco
una oportunidad, un milagro o un hechizo:
volverme guapa y tú, guapo conmigo.

Frente a los ojos que un día me miraron
pongo mi espalda y algunos cuantos pasos
y me apunto otra derrota
mientras mi boca dice "nunca más".

Ni una sola palabra
ni gestos ni miradas apasionadas
ni rastro de los besos que antes me dabas
hasta el amanecer.

Ni una de las sonrisas
por las que cada noche y todos los días
sollozan estos ojos
en los que ahora, te ves.

No puede ser, no soy yo.
Me pesa tanto el corazón
por no ser de hielo cuando el cielo
me pide paciencia.

Ni una sola palabra
ni gestos ni miradas apasionadas
ni rastro de los besos que antes me dabas
hasta el amanecer.

Ni una de las sonrisas
por las que cada noche y todos los días
sollozan estos ojos
en los que ahora, te ves.

Ah-ah-ah-ahha
Ah-ah-ah-ahha
Ah-ah-ah-ahha
Palabras.

lunes, 24 de mayo de 2010

Des-encuentro


Clara mira el reloj. Son las 3:30 p.m. y quedaron en encontrarse a las 4:00 p.m. “Todavía tengo media hora para relajarme” pensó. Quería fumarse un cigarrillo para calmar los nervios que le producían aquel encuentro y recordó que apenas unos segundos se había sentado nuevamente en la mesa de aquel Café Gourmet, precisamente después de haber regresado de la terraza de fumadores.

Jugaba con el encendedor en sus manos, que estaban frías y temblorosas. Pidió otro café al mesero. Miraba impaciente a todos lados, especialmente a la puerta que se abría y cerraba constantemente. Volvió a mirar el reloj y era las 3:32 p.m. Parecía que el tiempo pasaba demasiado lento esa tarde, cada minuto era una eternidad. Sacó su celular del bolso, y empezó a mirar el mensaje de texto que la tenía ahí sentada en ese lugar esperando “Nos vemos a las 4 en el Café de la Av. Del Mar. Luisfra.”

Miraba el mensaje una y otra vez y sonreía pícaramente. Habían pasado exactamente 10 años desde la última vez que lo había visto. Y prefería no recordar la despedida, fue algo muy doloroso para ella. Pero Luisfra, había vuelto y quería verla. Eso era suficiente motivo para sentirse feliz.

Sacó la cosmetiquera del bolso y procedió a hacerse los últimos retoques. No exageró con el maquillaje, pues recordó que a Luisfra le gustaba el estilo natural. Así que procedió solo a untarse un poco de brillo labial.

3:59 p.m. Y Clara, sentía que el corazón se le iba a salir. “Él siempre ha sido puntual, ya no tardará en llegar”. Y exactamente, a las 4:00 en punto, cruzó por la puerta de aquel café un hombre de unos 35 años, bastante apuesto y elegante, que preguntó por la mesa No. 15. Y ahí estaba ella, con una cara de ansiedad que no podía disimular, la felicidad le brotaba por los poros. El divisó la mesa que aquel mesero le indicó. Ella estaba que brincaba de la emoción. “Dios Mío, y sigue tan lindo como siempre”, pensaba mientras no separaba la mirada de aquel hombre y al mismo tiempo, le sonreía plácidamente.

Llegó a la mesa.

Clara Sofía Jiménez, cuánto tiempo sin verte. – expresa Luisfra con esa sonrisa coqueta que derretía a las mujeres, mientras se inclinaba para estamparle un beso en la mejilla.

10 años exactamente, dice Clara en un tono coqueto.

Clara estaba atónita. Lo miraba y miraba, no podía quitarle la mirada de encima. “Ese perfume, que delicia”. Pensaba cada cosa.

Luisfra por su parte estaba muy tranquilo. Miró a Clara y pensó: “A pesar de sus 35 aún se mantiene bonita, aunque si hace un esfuerzo podría estar mejor”.

Como Clara, no estaba en condiciones de iniciar una conversación, Luisfra la ayudó.

- Estoy impresionado. La ciudad ha cambiado mucho en estos 10 años, pero todo para bien, está más bonita, más moderna.

- Si, así es. El progreso ha tocado nuestras puertas y parece que los últimos políticos han robado menos y hecho más. Pero cuéntame, tú cómo has estado, que hay de tu vida.

Y llegó ese momento que tal vez Clara hubiese querido evitar. Después de haber formulado la pregunta, bajó su mirada y miró las manos de Luisfra y ¡oh sorpresa! Un anillo de matrimonio. Así que ya sabía lo que le contestarían y su rostro inmediatamente cambió la sonrisa reluciente por una sonrisa fingida, una sonrisa impuesta a la fuerza.

- Bueno Clara, te cuento que he estado muy bien, excelente. Hace 7 años soy un hombre felizmente casado, con una mujer espectacular, llamada Inés, ella es médica. Tengo una hermosa hija de 5 años y ya tengo mi propia agencia de publicidad, me está yendo a las mil maravillas, y precisamente, he vuelto a la ciudad, por asuntos de negocios y visitas a nuevos clientes. Y tú, ¿cómo has estado? Te ves muy bien eh.

Clara solo tenía ganas de salir corriendo y olvidar ese encuentro. Pero ahora le tocaba enfrentar de nuevo, una realidad que a ella parecía no importarle, no gustarle. Le tocaría decirle a Luisfra, que su vida ha sido un completo fracaso, que estudió una carrera que no ha podido ejercer, que a sus 35 años no había logrado tener una pareja estable, sino muchos amores fugaces, unas cuantas noches de sexo y ya, no tiene hijos, y que siempre ha vivido con la ilusión de volverlo a ver, porque para ella no existirá otro amor en su vida como él. Pero no, ella tenía que demostrarle todo lo contrario. Si él era feliz, entonces ella también lo iba a ser, al menos por esa ocasión y en su mundo imaginario.

- Bueno Luisfra, te cuento que trabajo en una gran empresa, me va muy bien, gano un excelente sueldo además que me gusta lo que hago, estoy saliendo con un abogado muy guapo con el que muy pronto me voy a comprometer, vivo sola, soy feliz, muy feliz. - Terminó de decir con una sonrisa que más que emoción daban ganas de llorar.

- Vaya Clarita, eso me alegra mucho. En realidad, no sabes cuánto, dice Luisfra emocionado mientras la toma de las manos. Sabes que eres una mujer muy valiosa e inteligente, y bueno, a pesar de todo lo que pasó entre los dos, siempre te he apreciado mucho y he querido que te sucedan cosas maravillosas.

Luisfra aprovechó y sacó de su billetera una foto familiar que enseñó a Clara para que conociera a su familia. La cara de Clara era para suicidarse.

- Que linda familia tienes Luisfra, Dios te la bendiga mucho, consérvala y lucha por ella, dijo Clara, fingiendo alegría, cuando en realidad se estaba reventando de la envidia y con ganas de romper esa foto y pisotearla.

- Seguro que si Clarita, es más, la próxima vez que venga las traeré para que las conozcas y te conozcan, seguro mi esposa y tú serían muy buenas amigas.

Clara no lo podía creer. Ella amiga íntima de la esposa de su ex, del amor de su vida, del único hombre del que ella se había enamorado realmente. Pero es que ¿acaso Luisfra estaba loco? ¿cómo se le ocurría a él tremendo disparate? Sentía unas ganas inmensas de llorar, sentía una horrible opresión en el pecho, no entendía el sentido de aquel encuentro, se cuestionaba su ilusión en balde, porque ahora nuevamente tenía el corazón roto. Luisfra le había roto el corazón una vez más.

El encuentro transcurrió sin mucha emoción por parte de Clara. En cambio Luisfra, no paraba de contarle lo maravillosa que era su vida, sus paseos familiares, su experiencia como papá, mientras Clara actuaba a escucharlo, cuando en realidad su mente estaba pensando quinientas mil cosas a la vez, menos en concentrarse en esa felicidad de su ex que a ella le producía tristeza y envidia.

El reloj marcó las 6:00 p.m. y aburrida de escuchar esas cosas que tanto la estaban lastimando, Clara dio por terminado el encuentro excusándose en una supuesta cita con su “novio”.

- Lo siento Luisfra, debo salir a encontrarme con mi novio, es que quedamos en comer con unos amigos de él. Me tengo que ir pero de volada.

- Tranquila Clara, entiendo. A ver cuándo me lo presentas, y nos tomamos unas cervezas.

Clara sonríe hipócritamente y contesta en tono irónico:

- Claro, estoy segurísima que ustedes también serían tan buenos amigos.

Se despiden con el mismo beso en la mejilla. Y Luisfra decide quedarse en el lugar, mientras Clara sale por la puerta como alma que lleva el diablo.

Una vez más, llega una despedida de esas que no se quisieran recordar. Clara con los ojos encharcados toma un taxi y se aleja del lugar.

- Hace 10 años nos alejamos. Hubiese preferido no volvérmelo a encontrar. Que tonta pensar que el encuentro sería diferente. Que tonta pensar que a pesar de haber pasado 10 años íbamos a ser los mismos, como si nada hubiese cambiado. Que tonta vivir de decepciones.

Y dicho esto, se prometió nunca más volver a ilusionarse con cosas del pasado. Desde ese día, el objetivo de Clara fue “cerrar ciclos”.

miércoles, 19 de mayo de 2010

1er DELM Santa Marta


Con el afan de socializar, reconocer y concientizar a la comunidad de Santa marta acerca de la culltura web y el uso real de la internet nace la iniciativa de realizar el 1er Delm Santa Marta; el dia 6 de Junio a las 10:30 am en las instalaciones de Perfect Body Medical Center, se llevará a cabo esta primera reunion en el que tenemos la grata presencia de invitados especiales muy conocidos en el mundo 2.0 y quienes nos van aportar todo su conocimiento , experiencia en los eventos 2.0 como los domingos en la mañana.

Tendremos la participación de Mauricio González , Twitter @mauricioweb Blogger Colombiano, Dinamizador en Redes Sociales. Actualmente contando la experiencia de: patrocinamivida.com #patrocinamivida. Igual tendremos el gusto de contar con Alejandro Angel , Twitter @alejandroangel Realizador audiovisual, periodista, vlogger, profesor de medios AV, Director de @uni5tv , su página web alejandroangel.es . Finalmente contaremos con la grata presencia de Erika Paola Brú , Twitter @ErikaPao86 Comunicadora Social, vlogger y hace parte del colectivo Cartagelink organizadores del DELM Cartagena , Participa en el proyecto 365 con su Vlog erikapao-cartagena365. Asi que esperamos a todos los emprendedores, empresarios y entusiastas de Internet en este primer evento.

Un poco de lo que es Domingo En La Mañana:

DELM son reuniones de emprendedores, empresarios y entusiastas de Internet alrededor del mundo. Las únicas reglas son: Domingo, mañana. Puede ser en un café, en un parque, en la casa de alguien. Lo importante es conocernos y compartir el conocimiento y las experiencias de la gente que está creando la web.

Si eres entusiasta, desarrollador, escritor o tu vida gira en torno a internet, reúnete con nosotros. Sólo se necesita querer aprender, compartir y conocer.

Para mayor información visita http://delmsantamarta.wordpress.com/

domingo, 9 de mayo de 2010

De las expectativas...


Bueno, hoy 9 de mayo, Día de las Madres, yo debería estar escribiendo un post en homenaje a ese ser que tanto amo, que tanto admiro y que representa una parte muy importante en mi vida, quizás de las más especiales. Pero no, cada año le repito a mi madre cuanto la amo, es más, lo hago casi que a diario, no necesito esperar que llegue este día específico para expresarle cuánto la quiero, ya en mí, es como una costumbre, abrazar y besar a mi madre todos los días, en agradecimiento por todo lo bello que me ha brindado, por sus sacrificios, etc.

Y precisamente, hoy, es creo, el primer día de las madres que no lo paso con ella. Estará de viaje por unos meses, así que ya le envié su tarjeta y un video que con mucho amor le hice, y bueno, le ha gustado mucho. Así que por esa razón, hoy no ando de celebración, y me puse a ver peli. Y dos personas me recomendaron “500 días juntos”, una película que bien podría clasificar como de “amor-desamor”.

La sinopsis suministrada por Rincón del Cine es la siguiente:

“Ésta es una historia de chico encuentra chica. La mecha se enciende desde el primer día, cuando Tom (Joseph Gordon-Levitt) un arquitecto en ciernes convertido en un sensiblero escritor de tarjetas de felicitación, se encuentra con Summer (Zooey Deschanel), la bella y fresca nueva secretaria de su jefe al bajar del avión proveniente de Michigan. Aunque aparentemente está fuera de su alcance, Tom pronto descubre que tiene un montón de cosas en común con Summer. Después de todo, a los dos les encanta The Smiths. Los dos tienen debilidad por el artista surrealista Magritte. Tom una vez estuvo viviendo en Jersey y Summer tiene un gato que se llama Bruce. Como Tom dice meditando, “somos compatibles hasta en lo último”.

Hacia el día 31, las cosas siguen adelante, aunque sea de manera “informal”. El día 32, Tom es irreparablemente golpeado, y sigue viviendo en un mundo fantástico y vertiginoso con Summer en su mente. Hacia el día 185, las cosas ya están en un grave limbo, pero no sin esperanza. Y a medida que la historia rebobina hacia atrás y hacia delante a través del “otra vez bien, otra vez mal”, a veces dichoso, a veces tumultuoso flirteo de Tom y Summer, la historia cubre el mareante territorio por entero, desde el enamoramiento, las citas y el sexo hasta la separación, las recriminaciones y la redención en un torbellino de saltos en el tiempo, pantallas divididas, números de karaoke y entusiasmo cinematográfico, todo lo cual se suma al caleidoscópico retrato del por qué y el cómo seguimos esforzándonos de modo tan risible y rastrero para encontrar sentido al amor… y esperar convertirlo en realidad.”

Cuando al inicio de la película una voz en off anuncia “una historia de un chico que conoce a una chica, pero no una historia de amor”, inmediatamente quedé como ah ok, de qué tratará todo entonces, y quedé a la “expectativa” de ver qué sucedería. Y pensar que de eso se trata la película, de mostrar cómo ven (llevan) una “relación” (por llamarlo así) dos personas, cada una con sus puntos de vistas, en muchos de los cuales difieren, y precisamente, cómo manejan eso de las expectativas vs. la realidad.

Y empieza uno a identificarse con los protagonistas, en realidad no con uno en específico, sino con ambos, porque en algún momento de nuestras vidas hemos estado en la misma situación de cada uno de ellos. Bueno, y yo que estoy acostumbrada a ver esas “girlie movies” todas rosas, con finales felices, donde los protagonistas se casan y comen perdices, o se fugan juntos, o yo que sé, me encontré viendo una película que si bien tiene contenido romántico, dista mucho de ese tipo de perfiles, y por el contrario, nos muestra a una chica que “sólo quiere divertirse” y a un chico que se enamora e ilusiona más de la cuenta.

Y sí, en esta peli, Summer nuestra protagonista, es la chica que no cree en el amor (al principio), que no cree en cuentos de hadas, que dice que no vale la pena sufrir por nadie y que por eso simplemente le gusta divertirse, salir sin compromisos, mejor dicho, no empelicularse, no crearse “rollos mentales”, vivir la vida libremente y ya. Cuando ella contaba estas cosas en mi interior me decía: “cielos, quiero parecerme a esta niña”.

Por el contrario Tom, que en este caso, es el anti-prototipo del hombre al que estamos acostumbradas a ver tanto en películas como en la vida real, sí cree en el amor, el sueña con encontrar a la persona perfecta, con que sí hay un destino, que sí existe la princesa del cuento de hadas que espera por él, el sí cree en finales perfectos y felices.

Bueno, y nuestros protagonistas se cruzan, existe un gusto evidente e inevitable, y empiezan “algo” porque a la misma Summer no le gusta eso de ponerle nombres a las cosas (a qué me recuerda esto, en fin), y tal como debería ser, ella se lo deja MUY claro a Tom, quién con tal de tener la oportunidad de disfrutarla, de vivir con ella muchos momentos, de sentirla como suya aunque en realidad no lo fuera, acepta y continua ese tipo de aventura donde él sería el gran damnificado.

Así que ellos viven una vida de pareja normal, salen juntos, se toman de las manos, van al cine, al restaurante, se besan, tienen sexo, pasan la noche juntos, en fin, comparten cosas de parejas, lo que en un determinado momento empieza a confundir a Tom, quién tiene claro que Summer no quiere nada serio, que ella no los considera una pareja, pero parece que sus acciones indican lo contrario, lo que le genera “expectativas” sobre algo que está muy alejado de los intereses reales de Summer.

Y la relación que empezó de una manera divertida, con muchos momentos felices, se va transformando en un continuo enfrentamiento de Tom por querer definir su situación con Summer, y ella tratando de evadir el compromiso y simplemente seguir con su vida, tal y como siempre ha sido.

Al final, Summer conoce a alguien más, de una manera “casual”, se compromete y se casa, rompiendo así el corazón de Tom, que tenía la expectativa de poder formalizar las cosas con ella y pensaba en un futuro con su amada. Él se enamoró, ella sólo se divirtió. Él terminó pensando que todo eso del amor era una farsa, que Summer tenía razón, que no debía creer en esos cuentos. Ella terminó dándole la razón a él, creyendo que el amor sí existe, y que las cosas simplemente pasan cuando tienen que pasar, que muchas veces llegan de repente cuando menos lo esperas. Se intercambiaron los pensamientos, se intercambiaron los sentimientos.

Terminó la peli y yo quedé ¡PLOP! Y en mi interior revoloteaba la frase “cualquier parecido con la realidad…”. Y sí, es verdad. ¿Cuántas veces no hemos sido la Summer de alguien o el Tom de alguna relación? ¿Cuántas veces no hemos enfrentado nuestras expectativas con la realidad? ¿Cuántas veces hemos quedado con las ilusiones rotas y el corazón deshecho? ¿Cuántas veces nos has tocado decir “lo siento, esto no puede continuar”, para no seguir ilusionando a esa otra persona con algo que no va a ser? ¿Cuántas veces no se han aparecido en nuestras vidas personas que cambian el sentido que llevábamos, incluso nuestra manera de pensar?

No fue la típica comedia romántica y eso me gustó. Además que la estructura narrativa de la historia resultó bastante interesante, ese “adelante-atrase” del tiempo, permitió observar con mayor claridad el contraste de las situaciones, el antes y el después, cómo una persona puede cambiar de actuar y pensamiento, en una relación, en un año y medio.

“La realidad es más cercana a lo que en esta película se cuenta. Nadie, salvo Hollywood, ha dicho nunca que el amor fuera fácil. El desamor está al orden del día y en este filme se retrata a la perfección: “Una relación aparentemente feliz que un día se acaba de golpe y porrazo sin que el que es abandonado acierte a saber porqué”. Seguro que todos os sentiréis identificados.” (Tomado de “Que aluCINE”).

La realidad es así de dura, pero como diría un buen amigo mío: “es lo que hay”.

Como es costumbre, aquí les dejo el enlace por si se animan a verla: http://www.megavideo.com/?s=seriesyonkis&v=ILA1DLP7&confirmed=1

martes, 4 de mayo de 2010

Tenías que ser tú

Vaya, que no quiero convertir mi blog en una cartelera de películas, ni en un blog de especialidad cinéfila, ni nada de eso…pero es que en dos días me he visto dos películas que me han transmitido un mensaje muy similar y de verdad, no sé ustedes pero ya a mí me dio hasta un poquito de susto y bueno, como no puedo ser egoísta quiero compartir estas experiencias.

La primera película ya les conté se trató de Amélie.


Hoy, y por aquellas “casualidades” de la vida, me vi una comedia romántica (y a propósito, confieso que me encantan), a continuación les regalo los datos:


Título: Tenías que ser tú

Título original: Leap Year

País: USA

Estreno en USA: 08/01/2010

Estreno en España: 25/06/2010

Productora: Universal Pictures, Spyglass Entertainment

Director: Anand Tucker

Guión: Simon Beaufoy, Harry Elfont, Deb Kaplan

Reparto: Amy Adams, Matthew Goode, Adam Scott, Bill Nighy, Kaitlin Olson, John Lithgow


"Tenías que ser tú recurre a una leyenda irlandesa para articular una comedia romántica protagonizada por la excelente Amy Adams y el algo soso Matthew Goode. Según la tradición, las mujeres pueden pedir la mano a sus novios una vez cada cuatro años, el 29 de febrero de un año bisiesto. Ésa es la excusa argumental de esta película sobre una mujer que acude a buscar a su prometido a Dublín, pero, cosas del destino, termina en una pequeña población, donde conocerá a un tipo con el que trabará algo más que amistad. Anand Tucker, responsable del biopic ‘Hilary y Jackie’, se encarga de la dirección de esta historia no apta para diabéticos cinematográficos.


Tenías que ser tú sigue los pasos de la decoradora Anna Brad, una mujer dispuesta a casarse con su pareja cueste lo que cueste. Cuando se entera de que una antigua tradición irlandesa permite a las mujeres pedir en matrimonio a sus novios el 29 de febrero, Anna decide seguir a su prometido, el cardiólogo Jeremy , de Boston a Dublín y dar el gran paso. Cuenta con el beneplácito de Jack, su rebelde y bienintencionado padre. Pero los aviones se retrasan, el tiempo hace de las suyas y la mala suerte se pone en marcha, dejando a Anna perdida al otro lado de Irlanda. No le queda más remedio que pedir ayuda al malhumorado y despreocupado Declan. Mientras Anna y Declan discuten cruzando la Isla Esmeralda, descubren que tienen más cosas en común que las que parecía a primera vista". (Tomado de Notas de Cine)


Si a usted no le gustan las comedias románticas, pues mejor no la vea, no se vaya a amargar en vano, pues le parecerá una historia tonta, una más del montón. Pero si al igual que yo, a usted le gusta ver estas historias, sentirse por una o dos horas reflejada en algunos de los personajes, vivir como suyos los momentos de los protagonistas, elevarse por unas horas y alejarse de la cotidianidad, a través de las actuaciones de otras personas, le recomiendo que se la vea.


Más allá de ponerme a criticar que si la ambientación, que si los libretos, que si la escenografía, que si la musicalización, que si la actuación de los personajes, a mi me gusta simplemente recibir el mensaje que siempre traen las películas más allá de la historia y toda esa producción que conlleva su realización.


Y con esta película vuelve a sucederme lo curioso, el tema latente por estos días: las oportunidades, aquellos momentos que hay que aprovechar, el tratar de ser valientes, de arriesgarnos, de mirar que nada está escrito, que a veces parece que todo está dado para que sea de una manera y cuando menos lo esperas, ocurre lo impensable, lo inesperado.


De verdad, y lo dije al inicio, me da susto, cuando recibo esta clase de mensajes de manera tan insistente, es como un llamado a despertarme, a actuar, a replantear cosas en mi vida. Y llegan de la forma más sencilla y hasta divertida, a través de películas, canciones, llamadas, personas que se te acercan con consejos, mejor dicho, señales, y sé que hay muchos que no creerán en esos cuentos, pero la verdad yo puedo dar fe que por esquivar esas “señales” muchas veces me ha tocado enfrentar situaciones amargas en mi vida y cuando presto atención a ellas, ocurre todo lo contrario. Y más que señales, bueno, yo las llamo “cosas de Dios”.


Bueno, no quiero ser “spoiler” así que mejor dejo que se la vean, pero eso sí, cierro con esta frase que me dejó pensando, una vez más: “Cuando la vida te sorprende, no tengas miedo de dar un salto al vacío”. Tal parece que yo me voy a atrever a darlo. ;-)


Aquí les dejo el enlace para que la vean http://www.megavideo.com/?s=seriesyonkis&v=ABL2P5D8&confirmed=1


Lección Amélie


Resulta que anoche, sí, anoche, huyéndole a esa pensadera pendeja que a veces me dá (con mayor frecuencia de lo que quisiera), esa pensadera que se aprovecha de los recuerdos y de par de preguntas tontas que nadie quiere responder y que en realidad tampoco quisiera saber las respuestas, busqué como escapatoria una película para ver, que me distrajera la mente. Y recordé que en estos días la peque Luisa Santiaga, había recomendado “Amélie”. Ya había escuchado hablar de esta película en múltiples ocasiones, sabía quién era su protagonista, pero nunca me había propuesto verla. Bueno, total, anoche fue la ocasión y diría que (como ya me ha pasado antes) la peli cayó perfecta, como anillo al dedo.

No voy a hacer un análisis crítico de la película ni mucho menos, ya bastante se han dado gusto los expertos en el tema con ello, como para seguir escribiendo sobre lo ya escrito. Yo les contaré mi experiencia con la película, lo mucho que me gustó y de qué manera me sentí identificada con su protagonista.

Empecemos porque siempre he tenido esa fascinación por las películas francesas. Me gustan los colores, ambientes, la música, los sonidos, locaciones del mundo francés, y podría decir que en general, de lugares europeos. Pero las películas francesas siempre tienen ese toque especial, entre romántico y sensual que a mí me encanta, y ni hablar del idioma y la pronunciación, es algo con lo que de verdad quedo extasiada. Por eso ya Amélie llevaba muchos puntos a favor para mí.

A medida que se va desarrollando la historia, con sus momentos cómicos y divertidos, voy siendo cautivada por la actuación de Audrey Tautou (Amélie) quien representa muy bien su papel de mujer inocente pero pícara, de niña buena pero traviesa. Y me fui identificando con ella con su forma de comportarse y actuar con el resto del mundo.

Así como Amélie, suelo ser de esas personas que siempre se viven preocupando por el bienestar y la felicidad de los demás, dejando a un lado la búsqueda y consecución de la propia. Mis verdaderos amigos (as) que son muy pocos (as), los que me conocen en realidad, saben que es cierto, y por ello tengo fama de “corazón gigante”, de muy buena amiga, la que siempre está pendiente de todos, de ayudar, de apoyar, de poner sonrisas en caras ajenas, de secar lágrimas, de planear “venganzas” (tranquilos, ninguna grave, así mismo, al estilo Amélie), de armar planes con tal de que esas otras personas estén felices y dichosas.

Y sí, confieso que después de realizar todas esas acciones yo me siento muy feliz. Siento que he ayudado a mejorar el mundo de alguien. Pero, ¿y yo? ¿yo me siento feliz? ¿a mi quién trata de hacerme feliz? Soy capaz de planear estrategias para encontrar la felicidad de los demás, ¿y la mía? ¿no hay estrategia alguna? Bueno, tal vez, igual que Amélie, me he vuelto una cobarde, una mujer con miedo de enfrentarse al mundo, con tal que no le partan el corazón, con tal de no sufrir, de no sentir dolor, que no me hagan daño. Y sí, es una posición sumamente cobarde, pero así como lo de Amélie fue producto de una niñez marcada por la falta de sociabilidad con niños de su edad por todas esas restricciones de su padre, lo mío es producto de experiencias pasadas, cuando sin pensarlo me arriesgué a mucho, y recibí poco o nada, o simplemente me devolvieron el corazón vuelto trizas.

Quisiera que estas experiencias no marcaran, que simplemente se borraran y ya. Pero como dice el dicho “ya el daño está hecho”, y por más que uno no quiera, permanecerán como recuerdos, tal vez de los más amargos, pero ahí estarán.

Sin embargo, es obvio que vendrán nuevas oportunidades. Y es ahí donde hay que armarse de valor y saber aprovecharlas. Como le dijo el “hombre de vidrio” a Amélie: “Las oportunidades hay que atraparlas de prisa, sin dudar”. Hay que salir del rincón donde nos hemos escondido, y enfrentar el mundo de nuevo, nadie nos garantiza que vamos a ganar esta vez, pero al menos lo hemos intentado. Pero al igual que nuestra querida protagonista, me esmero por darle vueltas al asunto, por alargar los encuentros, por hacer el proceso más complicado. Pero es por ese mismo temor, por el daño que ha causado la desconfianza, de no quererlo dar todo de una vez.

Pero bueno, en la película, Amélie logra vencer todos esos temores y se arriesga, y claro, para que tengamos el final feliz, termina disfrutando de las mieles del amor con su Nino. Así que la lección es muy clara: además de ayudar a ser felices a los demás, debemos pensar en nuestra propia felicidad y arriesgarnos para atrapar esas oportunidades que nos presenta la vida para lograrlo.

De pronto todo suene muy bonito y aplicarlo a la realidad, resulte algo complicado, pero estoy segura que no es imposible. Yo me lo puse de tarea, vamos a ver cómo me va. Me permitiré salir de la burbuja en la que vivo y ponerme “face to face” con el mundo, y mirar las oportunidades a mi alrededor, esas que muchas veces deshecho sin siquiera analizarlas, cuando quién sabe, de pronto una de ellas pueda regalarme esos momentos felices que tanto anhelo. Voy a dedicarme a hacerme feliz.

“Sans toi, les émotions d’aujourd’hui ne seraient que la peau morte des emotions d’autrefois” ("Sin ti, las emociones de hoy no serían más que la piel muerta de las de ayer").

Nota: Si usted aún no ha visto la película, se la recomiendo y saque sus propias conclusiones. Aquí le dejo el enlace http://www.megavideo.com/?v=B8Y4VZ7N

domingo, 2 de mayo de 2010

¡Cuenta conmigo!

Lo he manifestado en muchas ocasiones: cada momento en mi vida tiene su propia banda sonora. Y sí, hay canciones que marcan de una manera muy especial e incluso, reviven, pueden volver a ser utilizadas en otro tiempo, con otras personas, porque puede que se repitan situaciones y siempre seguirán llegando personas especiales, y otras también terminarán marchándose. Aunque hay de esas personas que uno no quisiera que se marcharan, que son difíciles de olvidar...y precisamente, estando hoy de compras en el Éxito, sonó una de esas canciones viejas pero que a mí siempre me ha gustado, porque tiene un mensaje muy bonito y como que cae...jajajajajaja...

No diré más, simplemente, les compartiré la letra de la canción y el video y cada quién que saque sus propias conlusiones...! Yo sé que a muchos (as) también les traerá lindos recuerdos de sus épocas de adolescentes, de amores pasados, en fin, seguro que sí...Porque #recordaresvivir...

CUENTA CONMIGO - JERRY RIVERA

Si necesitas verme cuanto antes
ya no llores, oye a tu corazón
Si te hace falta niña acariciarme
No te tardes, entrégate al amor.

Yo soy el mismo en nada he cambiado
no vivo en las nubes como te han contado
te extraño hoy, quiero oír tu voz.

Si todavía no puedes olvidarme
no te enfades así es el corazón
Cuando hay amor no puede haber culpables
simplemente la reconciliación.

Sólo recuerda que no cabe el odio
entre dos amigos que un día fueron novios
recuérdalo, no me
olvides, no

Siempre que te falte amor mío
un amante un amigo,
aquí estoy yo ven a mi lado cuando sientas
frío

Siempre que te asalte la duda
y a tu alma desnuda le falte amor
no olvides nunca que cuentas
conmigo

Cuenta conmigo en las buenas y malas
si un día tu orgullo
amanece con ganas de amar, amor ven aquí
estoy yo.

(Coro)

Siempre, cuenta conmigo...