Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2010

Directo a Londres...

Imagen
Nota: Este post es muy personal, demasiado personal y lo publico porque la persona a la que me refiero es muy especial para mí y sé que le gustará leerlo. Más vale tarde que nunca.

Ayer me acordé de él.

Me acordé de cuando éramos pequeños y asistíamos al mismo Jardín Infantil, aunque el vago recuerdo de eso, es la cara de un niño inocente jugando con otros a ser súper héroes.

Después de algunos años de no vernos, nuevamente como a los 9 años lo volvimos a hacer.
Compartíamos el mismo grupo de amigos, jugábamos juntos ladrones y policías, al escondido, al fusilao, y toda esa cantidad de juegos que hasta nos inventábamos con tal de pasarla bien. No éramos los mejores amigos del mundo, pero por lo menos compartíamos en un mismo ambiente.

Recuerdo cuándo en las mañanas comenzamos a hacernos burlas desde nuestras rutas del colegio que llegaban casi a la par, algunas veces primero la de él, algunas veces primero la mía, pero siempre terminaban encontrándose y desde las ventanas nos saludábamos …

O somos...o mejor no somos nada

Hablaba ayer con una amiga que me contaba emocionada que tenía un nuevo “amigo especial”, con el que estaba saliendo hace unas semanas y que bueno, la estaba pasando delicioso con el tipo. Ella me contaba que inicialmente se están conociendo y después “ella cree” “si resultan las cosas” podrían formalizar la relación. La noté bastante, pero bastante, emocionada con la situación que me alcancé a preocupar, de verdad.
Y mi preocupación vino precisamente, porque por lo general en este tipo de relaciones informales, siempre hay una parte que termina lastimada, una parte que termina involucrándose más de la cuenta, que logra visionar un futuro inexistente. ¿Experiencia propia? Muy seguramente, pero a ver no nos digamos mentiras, siempre suele suceder, es una condición humana natural, meterle el corazón a ciertas cosas, y más nosotras las mujeres, que solemos ser más sentimentales que racionales.

Amigos especiales, es esa relación informal, que dos personas inician (aunque en realidad las cos…

Hombres: ¡Un mal necesario!

Imagen
Naty me ha pedido que escriba un post sobre “Guerra de géneros” para celebrar el aniversario de su maravilloso blog, del cual confieso soy fiel seguidora y asidua lectora. Y bueno, esta podría ser la ocasión perfecta pa’ desquitarme de esos seres de la creación llamados “hombres” que de alguna u otra forma, han estado presentes en mi vida y la han marcado de uno u otro modo, algunas veces de una manera no tan agradable.

Y se me vino hasta la mente, aquel programa que solía ver en mis ratos de ocio cuando más jovencita, por Venevisión “La guerra de los sexos”, donde hombres y mujeres competían en diferentes pruebas para acumular puntos y así ganar una batalla que nunca tendrá final, por lo menos en la vida real.

Pero bueno, volviendo al tema, hoy podría desquitarme de verdad, reviviendo dolores y rencores, diciendo y repitiendo lo que es bien sabido por todas las mujeres (y hasta por ellos mismos): que son unos perros sinvergüenzas, que tienen la facilidad de hacer creer a 1, 2, 3, 4, 5…

Lo que no fue...

Imagen
Nota: Cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia.

Sara se levanta, busca en el suelo en medio de la oscuridad su bolso, saca un cigarrillo y lo enciende. No le importa que el sujeto que tiene al lado odie a las mujeres que fumen, a la final ya que caso tiene. Acomoda las almohadas para quedar semi levantada en la cama, y lo observa a él, con sus ojos cerrados, intenta imaginar que se adentra en su mente y puede ver cada uno de sus pensamientos hasta los más mínimos, sin encontrar uno solo que sea de su total agrado.

Una lágrima recorre su mejilla, procede a quitarla de inmediato, recuerda aquella canción que dice “big girls don’t cry, don’t cry” y mira hacia la ventana, pero prefiere quedarse acostada sintiendo el calor de ese cuerpo que tiene al lado, y que ya no le pertenece, sonríe con cinismo y se dice a sí misma: - De hecho, nunca me ha pertenecido.

Mientras se fuma despacio ese cigarrillo (hace 4 meses que los había dejado porque a Ricardo no le gustan las mujeres que …

Word behind words...♥♥♥

La canción perfecta en el momento perfecto...!

No sé si muchos se habrán visto esta peli "Trojan War (La guerra por un troyano)", sí esa misma con la hermosa Jennifer Love Hewitt y Will Friedle, donde el chico lucha toda una noche por conseguir un condón para acostarse con la chica de sus sueños y a la final se termina dando cuenta, que en realidad esa chica no merece tantos esfuerzos y tanto amor, como sí lo merece esa otra chica que siempre había estado a su lado, y que el sólo había visto como su "amiga".

Bueno, la canción de esa peli es "The word behind words" de Jeremy Toback y debo confesar que simplemente me encanta. Como cosa rara, yo también he terminado siendo esa "amiga" ignorada, algunas veces con suerte y otras no tanto. La palabra detrás de las palabras, esa que muchas veces nos quedamos esperando y que se pierde en un discurso sin sentido, aquel que preferimos no escuchar. Y duele...mucho.

¡Soy corroncha y qué!

Imagen
Nota: Léase en tono sarcástico.

“La palabra “corroncho”, según el diccionario de la Real Academia de la Lengua, se refiere a un pez de agua dulce. También a una corteza de un gran árbol. “Cómo nos van a comparar a nosotros con un animal tan feo”, exclama el maestro Villa.” (Tomado de El Espectador.com).

Y lo cierto es que el término “corroncho” ha adquirido una denominación despectiva, para referirse a los nacidos en la Costa Caribe Colombiana. Los corronchos vienen a ser entonces esas personas “ordinarias, toscos, chabacanes, bailadores, locuaces, gritones, ramplones, intratables, escandalosos, parranderos, vulgares, etc.,” como lo dice el Negro Adan en su blog. Gente que disfruta de su cultura, costumbres, idiosincrasia, sin tratar de imitar o de adherirse a otros estilos de vida de países desarrollados y “sofisticados”. Gente que simplemente no trata de ser “cool” para agradar a otros o encajar en determinado grupo social.

Esta contextualización la realizo porque voy a referirme al h…

El amor dura 27 planos...

Imagen
Peleando con You Tube que por “mantenimiento” no me dejaba subir mis videos del proyecto Cartagena 365, pues decidí aprovechar el desvelo al que ya me acostumbré definitivamente, y ver algunos cortos. Y me encontré con uno que desde que vi el nombre, llamó mi atención: EL AMOR DURA 27 PLANOS, un magnífico cortometraje codirigido por Diego Pérez e Ignacio Bernal.

A medida que avanzaba, iba sintiendo algo en mi pecho, me sentía identificada con lo que allí se decía y proyectaba. Tengo que decirlo: ME IMPACTÓ mucho este corto. Tal vez porque me sentí reflejada en él, sentí que esa misma historia, esa secuencia de planos, la he vivido en mi propia vida.

Duele aceptarlo pero es así. Algo que empieza de una manera tan linda, tan bonita, con mucho amor fluyendo entre dos personas, una mutua entrega, deseo incontenible, caricias que no se pueden guardar, besos eternos, a medida que va pasando el tiempo, por razones que muchas veces ignoramos, que no comprendemos, por miedos a entregarnos compl…

Happy Birthday to me…! Just 24th…

Imagen
24. Bonito número. Pensándolo bien, el tiempo se ha pasado muy rápido, tanto que no he notado mucho su veloz andar. He disfrutado tanto cada etapa de mi vida, que hoy puedo decir: ha valido la pena.

5 de marzo de 1986, hasta bonita fecha para nacer. El día que la naturaleza le dijo a mamá que ya era hora de dar a conocer al mundo, esa criatura que tanto cuidó por 9 meses desde su vientre. 6:45 a.m. la hora en que Erika Paola Brú Vélez, vio por primera vez la luz del mundo. Momento sublime, una nueva vida se asomaba a este mundo que le tenía (y tiene) preparadas muchas sorpresas en el andar. Bien parida, porque mi mamá me pujó (tanto que la dejé sin fuerzas y acabada) llegué a este mundo, a dejar mi huella, a hacer mi contribución a la humanidad, con todo lo que representa mi ser, mi actuar, mi pensar, mi sentir…

Hoy día de mi cumpleaños, se me vienen tantas cosas a la mente. Entro a hacer una reflexión de lo que ha sido mi vida durante todos estos años, y simplemente tengo agradecimien…