¿Competir por ‘amor’? No, gracias…paso.


Dicen que la vida es una continua competencia. Desde que te conciben, hay un ganador, ese espermatozoide que logró no sólo llegar rápido a ese huevo llamado óvulo, sino que además consiguió ingresar, creando una nueva vida: TU. Y desde pequeños nos enseñan a competir con los amigos, con los hermanos, con los primos, con el vecino, con todo el mundo y en todas las áreas de la vida, claro, evidentemente “somos ganadores” y debemos demostrarlo, pero como no siempre se gana, también aprendemos a “ser perdedores”, (aunque confieso que siempre me ha costado trabajo hacerlo) a tratar de aceptar la derrota con la cabeza en alto y continuar nuestro camino.

Y bueno, yo siempre he sido competitiva en todo lo que hago. Me esmero por demostrar y demostrarme que soy una persona capacitada, con todas las cualidades correspondientes, que siempre doy lo mejor de mí, que puedo marcar la diferencia entre el resto de las personas, y sí, me gustan los retos y los asumo siempre con la firme convicción de sacarlos adelante, de lograr la meta.

Es así como he conseguido muchas cosas a nivel personal y profesional. Desde las épocas del cole siempre me destaqué por estar entre los primeros lugares, para ingresar a la Universidad competí contra más de 1.500 personas para obtener una beca que me permitiera estudiar toda mi carrera, y adivinen: LO CONSEGUÍ. Después de la universidad, la competencia aún se vuelve más dura, para conseguir un trabajo hay que sacar las garras y demostrar por qué mereces tener ese puesto, en fin, toda la vida no las pasamos compitiendo, que ya ni nos damos cuenta cuando lo hacemos inconcientemente.

Pero hay un ámbito en la vida, en el que también se compite, ya saben, por aquello que dicen “en la guerra y en el AMOR, todo se vale”. Sí señor, y bueno será porque ya he crecido, porque ya he madurado algo, que la verdad NO ME INTERESA para NADA seguir compitiendo por “amor”.

Desde mi época adolescente, solíamos “competir” entre amigas, a ver quién lograba cautivar a ese chico por el que todas moríamos. Nos poníamos más bonitas, le hacíamos detalles, en fin, cada quién apelaba a sus mejores estrategias a ver quién se salía con la suya. La verdad, aunque no parezca, yo soy muy tímida para esas cosas, me da pena, entonces siempre era como la más quedada del grupo, pero eso no quería decir que no conquistara objetivos. Me costaba (tiempo pasado) decir hasta un “me gustas”, pero de verdad que era para mí todo un martirio y un proceso, primero reconocerlo y después expresarlo, siempre esperaba que me lo dijeran primero a mí, nunca daba yo el primer paso. Y bueno, era claro, que los chicos también competían entre ellos a ver quién se levantaba a quién.

Luego fui creciendo, y fueron apareciendo nuevas personas interesantes en mi vida. Y como siempre me ha sucedido, resulta que donde yo pongo el ojo, lo tienen puesto unas 100 mil más, “ole, pero que antojadas”, digo para mis adentros, o la antojada ¿seré yo? En fin, el susodicho resulta tener todo un club de fans detrás de él y ahí se viene para mí el terrible dolor de cabeza: tener que “competir” contra ese poco de mujeres por el “amor” del sujeto.

Creo que por darme cuenta que al final de la competencia, el sujeto, objeto de muchas locuras y otras ocurrencias, no valía la pena tanto como pensaba y esperaba, por terminar siempre con el corazón roto y las ilusiones deshechas, porque como dice Fanny Lu me sentía “…tan restregada como un trapito de esos que están viejos”, fue que me cansé, ME MAMÉ literalmente de ese cuentico de quererme ganar el corazoncito de algún otro sujeto por ahí, y a la final terminar como siempre: triste, aburrida, decepcionada de la vida y con unas ganas inmensas de meterme en el convento de las Hermanas Clarissas.

ME MAMÉ, de estar pensando estrategias para superar a una o dos o miles de “rivales”, a las que de pronto conocía o casi siempre resultan ser unas perfectas desconocidas. Sí señor, ya no más estrategias y nada de esas vainas; de ahora en adelante, mi mejor estrategia y la cual siempre me ha funcionado, es seguir siendo yo, la linda, la detallista, la “empalagosa”, la cursi, la risueña, la desordenada, la indiscreta, la sincera, la pilosa, la ErikaPao que todos conocen. Ya no trataré de conquistar ningún corazón a menos que vea la misma intención por parte del sujeto hacia ésta sujeta.

ME MAMÉ, de estar “enfrentada” con ex novias que vuelven pidiendo cacao, porque muchos no logran cerrar ciclos, si no que dejan abierta esa posibilidad, y de verdad es muy harto tener que lidiar con una situación de esas. Por lo general, terminan ganando las ex novias por aquello de “es mejor malo conocido, que bueno por conocer”, pero me causa gracia y se siente un fresquito, cuando esas relaciones terminan en NADA, por lo general, las segundas, terceras y cuartas partes están condenadas al fracaso, porque hay cosas que irremediablemente no cambian.

ME MAMÉ, de estar compitiendo con otras mujeres afanadas en buscar al hombre de su vida, como si no existieran otros hombres en el mundo. Esas que sienten que las va a dejar el tren y entonces se quedarán para vestir santos. ¡Oh por Dios! De verdad, que no muchas gracias.

ME MAMÉ, de estar amargándome por las culicagadas que no faltan, esas que quieren ganar experiencia, que más bien están en busca de un “profe” al mejor estilo de Miranda, No, muchas gracias, también paso.

En fin, ya no competiré más por amor. SE ACABÓ, “the game is over”… Y por esta razón, no me sentiré una PERDEDORA, una “loser”, para nada, al contrario, siento que gano cosas para mí misma, me aprendo a valorar más, a quererme más, a tener más dignidad conmigo, a no rebajarme y humillarme por y ante cualquiera.

La competencia siempre será conmigo misma, demostrarme cosas que si puedo lograr más allá de las que pensaba. Si alguien llegara a gustarme y siento ese mismo sentimiento de vuelta, no me afanaré por “conquistarlo” y ganarme su corazón. Si somos el uno para el otro, las cosas se darán naturalmente, sin presiones, ni correndillas, sin fórmulas, ni estrategias, así funciona el “amor”, el verdadero. Siempre existirán las rivales, eso está claro, pero mientras uno realice las cosas correctamente y sin pensar tanto en la contraparte, nos irá mejor. Ya no se trata de competir, se trata de lograr, de mantener algo lindo entre los dos. Lo demás vendrá por añadidura.

Y como el poeta Mario Benedetti, lo resume muy bien en su “Táctica y Estrategia”, yo haré lo mismo…

Mi táctica es
mirarte
aprender como sos
quererte como sos

Mi táctica es
hablarte
y escucharte
construir con palabras
un puente indestructible

Mi táctica es
quedarme en tu recuerdo
no sé cómo ni sé
con qué pretexto
pero quedarme en vos

Mi táctica es
ser franco
y saber que sos franca
y que no nos vendamos
simulacros
para que entre los dos
no haya telón
ni abismos

Mi estrategia es
en cambio
más profunda y más
simple

Mi estrategia es
que un día cualquiera
no sé cómo ni sé
con qué pretexto
por fin me necesites.







Comentarios

  1. Vaya, solo puedo decir que estoy totalmente de acuerdo!!! Y si, que mamera andar compitiendo con ex novias que piden cacao!!!!! Nada que ver!!! A uno tienen que quererlo por lo que es, que compitan por uno mas bien, o no?
    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Gracias Maya, y así es, que compitan por nosotras, jejejeje...! Abrazos...! ;)

    ResponderEliminar
  3. Competir por amor? Qué es eso? Por Dios! el amor es un campo en el que yo no compito, nunca lo he hecho y dudo demasiado que lo haga. Seamos honestos: por que competir con otras por un “premio” que de pronto no vale la pena? Y competir con ex novias? Menos!, Si una ex anda rondando y tienes que empezar a competir, esta claro que ese hombre no ha cerrado el ciclo con ella, asi que abre los ojos ese hombre NO te merece, lo dicho: NO vale la pena. En esos casos yo prefiero dar mi paso a un lado y dejar que ella pase porque por mucho que luches no podrás evitar lo inevitable.
    Yo mejor me ahorro mis energías y las invierto en alguien que sin necesidad de competir por el me va a elegir porque yo también tengo lo mío. En conclusión, Yo dejo que compitan por mi! Así siempre ha sido y así siempre será! He dicho!!! Jajaja

    LUZK.

    ResponderEliminar
  4. Así es LuzK', a eso es lo que me refiero: NO COMPETIR...! Y con EX novias, menos...es bastante feo eso, nada que ver...! Ni estamos! Besos...! :)

    ResponderEliminar
  5. KaremVIP, muchas gracias nena...! ;)

    ResponderEliminar
  6. En la vida nada es perdida, siempre se aprende por muy mal que nos haya ido. Así que tome lo mejor de esas experiencias y pa'lante.

    ResponderEliminar
  7. Joderrr, como dicen los españoles puse comentario con la cuenta de Cartagena 365 xD
    Tu peque

    ResponderEliminar
  8. jajajajaja mi peque tranqui que ya sabía que eras tu...! Muchas gracias por tu comment...! :)

    ResponderEliminar
  9. Simplemente, la ver. Siempre me ha gustado tu escritura mi erika... la verdad, muchas veces duele el corazón, pero cuando se acaba, se acaba y es mejor no competir con nadie, muchas de las cosas buenas de la vida, llegan con el tiempo, y si son con el corazón, duran para siempre.

    ResponderEliminar
  10. Gracias Pablis, y créeme que tienes toda la razón, muy de acuerdo con lo que dices! ;)

    ResponderEliminar
  11. uy, de verdad que tienes toda la razón, nada mas acertado has escrito, en el ultimo párrafo del escrito (no del poema) me acorde de mi filosofía en el amor que se basa en un verso de Que Lloro de Sin Banderas:
    "Que el amor es una cosa que se da de pronto en forma natural lleno de fuego, si lo fuerzas se marchita y sin tener principio llega a su final"
    y hay que nadar sin afanes que la vida es muy corta y si corremos no gozamos del camino.

    ResponderEliminar
  12. Perfecto, estoy contigo... Es mejor quedarse solo.

    ResponderEliminar
  13. Pues mi caso es contrario, aunque hay muchas similitudes entre tú y yo. Nunca he competido por un hombre. Y resulta que ahora quiero verme capaz de usar mis armas de seducción porque nunca he conquistado a un hombre. Me valoro en la misma medida que tú cuentas de ti misma. No soy una persona estándar, créeme. Y él está a mi altura.

    ResponderEliminar
  14. Mi nombre es Melissa. Quiero agradecer al Dr. Theo Gorge por traer a mi ex marido. Nadie podría haberme hecho creer que el

    La carta que estoy a punto de escribir se escribirá algún día. Yo era el mayor escéptico del mundo. Nunca creí en hechizos mágicos o

    algo así, pero una fuente confiable (un amigo muy cercano) me dijo que el Dr. Theo Gorge es muy dedicado, talentoso y talentoso

    persona, yo fui una de las mejores cosas que he hecho. Mi amor estaba en ruinas; Había tenido dos divorcios y estaba al borde de un

    tercero. Simplemente no podía enfrentar otro divorcio, y quería esforzarme más para hacer que nuestra relación funcionara, pero mi esposo no parecía

    cuidado. Y él frenó conmigo otra vez. Estaba confundido y no volví a hacer otra cosa, sino que se pusieron en contacto con el Dr. Theo Gorge. No lo hizo

    como un hechizo que hace que mi esposo vuelva a mí. Ahora estamos muy felices con nosotros mismos. El Dr. Theo Gorge le hace darse cuenta de lo mucho que amamos

    y se necesitan unos a otros. Este hombre es REAL y para siempre. También puede ayudarte a arreglar tu relación rota. ¡Regresé con mi esposo! Era

    como un milagro! He querido ir a consejería matrimonial, y lo estamos haciendo muy bien, en nuestra vida amorosa. Email de contacto

    (theogorgepregnancyhome@gmail.com)
    Y PUEDE AYUDARTE CON LOS SIGUIENTES PROBLEMAS
    (1) Si quieres recuperar a tu ex
    (2) si siempre tienes malos sueños.
    (3) Desea ser promovido en su oficina.
    (4) Quieres que mujeres / hombres corran detrás de ti.
    (5) Si quieres un niño.
    (6) Quieres ser rico.
    (7) Quieres atar a tu esposo / esposa para que sea tuyo para siempre.
    (8) Si quieres estar embarazada y tener un hijo propio.
    (9) Si necesita una hierba curada para el VIH.
    (10) Cómo ha sido estafado y quiere recuperar el dinero perdido. ENVÍELO AHORA MISMO Y VER EL PODER DE (theogorgepregnancyhome@gmail.com

    o +2349031751608) ES UNA CAZADORA DE HECHIZOS REALMENTE Y DE GRAN ALCANCE, SEGUIRÉ DANDOLE GRACIAS BABA,

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Cualquier comentario es cariño...

Entradas populares de este blog

¡NO a la lluvia de sobres!

O somos...o mejor no somos nada