Entradas

Mostrando entradas de 2009

Caminando por el Centro de Cartagena

Imagen
Si hay una cosa que disfruto plenamente y que espero seguir haciendo por el resto de mi vida, es ir al Centro de mi hermosa ciudad, Cartagena de Indias, y rodearme de esa cotidianidad costeña y de esa cultura que nos hace únicos e irrepetibles a los cartageneros.

Y es que a diferencia de otras personas, a mí me fascina ir al Centro: eso es sinónimo de alegría.

Actualmente, y debido a los cambios en las vías que se están realizando para la adecuación del Transcaribe (Transporte integrado masivo de Cartagena) ir al Centro puede resultar toda una odisea, por los largos trancones que se forman a la entrada, específicamente por la India Catalina, donde se baja la mayoría del personal que allí asiste.

Pero yo voy feliz. Hoy precisamente, por esas cosas de las amas de casas desesperadas, me tocó ir al Centro a pagar recibos, realizar algunas compras y sí, a caminar mis callecitas a ver qué había de nuevo por ahí, cómo se están rebuscando los comerciantes en este diciembre.

De bajada, me recibe…

¡No todo puede llamarse vallenato!

Imagen
El vallenato, es sin lugar a dudas, uno de los géneros musicales más representativos de Colombia. Si existe una música, por la cual nos reconocen en el extranjero, es precisamente por el folclor vallenato, el cual ha logrado posicionarse gracias al éxito de varios artistas nacionales que se esmeran por llevar a tierras ajenas un poquito de ese sabor y calidez que caracteriza a este ritmo engendrado en la Costa Caribe Colombiana.

En sus inicios el vallenato de destacó, porque a través de sus letras, se podían contar hechos de la vida cotidiana, historias de mujeres, amores, parrandas y leyendas, generando de esta manera una afición por la tradición oral, que poco a poco se fue extendiendo por varios pueblos, veredas y ciudades de la Región Caribe.

Este vallenato, conocido “vallenato tradicional” tuvo dignos representantes, llamados “juglares”, que viajaban por toda la región cantando y contando sus historias a través del vallenato, y animando las fiestas de cada lugar con la respectiva …

Hoy me dieron ganas de escribir...

Imagen
Muchos amigos me han regañado por el abandono en el que tengo a mi querido blog. Tal vez sean las múltiples ocupaciones, tal vez mis musas de la inspiración me han abandonado, tal vez sea porque me gana la pereza de hacerlo o quizás porque no tenga nada que decir, o mejor, quisiera quedarme callada y guardarlo sólo para mí.

Pero hoy me dieron ganas de hacerlo. Y la verdad, no se sobre qué rayos estoy escribiendo exactamente en este momento, pero aquí estoy, tratando de abrir mi alma y mi ser a las letras, y plasmar un poco aquí será lo que estoy viviendo, sintiendo, experimentando en este preciso instante.

Finalizando noviembre se siente algo extraño. Una felicidad inmensa porque llega Diciembre, para mí, el mes más lindo del año, porque gracias a Dios y a mis padres, siempre lo he disfrutado como se merece, con toda su magia y alegría. Y al mismo tiempo, algo de nostalgia por todas las cosas que pasaron en este año y que de alguna u otra forma dejaron huella en mi vida.

Llega diciembre …

Casarse o no casarse...esa es la cuestión!

Imagen
Desde pequeñas, creo que a la mayoría de las mujeres nos venden la maravillosa idea del “matrimonio feliz”, de encontrar ese “príncipe azul” y de comernos el cuentico de “vivir felices para el resto de nuestras vidas”, pues claro, desde niñas nuestras madres nos acostumbran a ver las peliculitas de Disney, esas de princesas, y nosotras que aún no sabemos distinguir muy bien entre fantasía y realidad, nos dedicamos a creer que todos ese mundo tan bonito puede ser realidad, algún día. Y crecemos con la idea en la cabeza, de hallar nuestro príncipe azul, ese hombre perfecto, buen mozo, educado, inteligente, romántico, detallista, (mejor dicho, ese que ya no se consigue, solo unos cuantos especímenes, y ya están en vía de extinción), pero nos vamos estrellando solitas con la cruda realidad, y como no nos prepararon para esa clase de golpes, pues nos parten el corazón con una facilidad y ahí seguimos nosotras por el mundo buscando el imposible, curando las heridas e intentando una y otra v…

A las niñas también nos gusta el fútbol...

Imagen
Cada vez que ocurre un encuentro futbolístico entre equipos de mi agrado e interés, me gusta comentar acerca de los por menores ocurridos durante el partido. Pero resulta y pasa que esta afición que yo tengo, no es bien vista por un sector de “hombrecitos machistas” que creen que en lugar de hablar de fútbol debería estar hablando de ropa y maquillaje con un selecto grupo de amigas vanidosas y /o al menos “femeninas”, en lo que ellos consideran su paupérrimo concepto de lo que significa ser mujer.

En su errónea conceptuación, fútbol no combina con lo femenino. Pues error garrafal: hay ciertas mujeres que a pesar de ser muy femeninas también les gusta el fútbol sin perder con ello su condición de mujeres delicadas y valga la redundancia “femeninas”. En mi caso me considero una apasionada del fútbol. Tal vez no seré la que más sabe de normas y técnicas futbolísticas, pero la experiencia y el diario vivir de los años, compartiendo con familiares y personas amantes del fútbol, algo me ha e…

Odisea femenina en un baño público...

Imagen
Esto me llegó por correo electrónico y quisiera compartirlo con ustedes, ya que me sentí muy identificada con la situación que aquí se expone. Espero que por fin los hombres logren entender por qué las mujeres siempre vamos acompañadas al baño...

"El gran secreto de todas las mujeres respecto a los baños es que de chiquita tu mamá te llevaba al baño, te enseñaba a limpiar la tabla del inodoro con papel higiénico y luego ponía tiras de papel cuidadosamente en el perímetro de la taza. Finalmente te instruía: 'Nunca, nunca te sientes en un baño público' Y luego te mostraba 'la posición' que consiste en balancearte sobre el inodoro en una posición de sentarse sin que tu cuerpo haga contacto con la taza.

'La Posición' es una de las primeras lecciones de vida de una niña, súper importante y necesaria, nos ha de acompañar durante el resto de nuestras vidas. Pero aún hoy en nuestros años adultos, 'la posición' es dolorosamente difícil de mantener cuando t…

Una noche en el hospital...

Imagen
Siempre he odiado los hospitales. De hecho, nunca me ha gustado ese olor tan extraño que tienen, como a enfermos, como a muerte. No me gustan porque además, no me causa ningún placer ver a gente sufrir por sus dolores, enfermedades, sangrando heridas, delirando, en el último suspiro. Simplemente, son cuadros de la vida, que preferiría omitir de mi vista. Y precisamente por eso fue que no quise estudiar Medicina, la carrera con que soñaba desde niña (ah! Claro, creo que todos algunas vez quisimos ser doctores cuando pequeños), porque no soporto ver a gente sufriendo, entro en un estado de shock que no me permite hacer mucho frente a esos casos.

Cuando me enfermo, siempre trato de resolver mis enfermedades primero desde la casa, con medicinas tradicionales (sí sí, ya sé, no me regañen por automedicarme) y hasta siguiendo los consejos de mi abuela que siempre tiene un remedio natural para cada dolor y enfermedad. Cuando la cosa se complica, pues ahí si toca correr a ese sitio que tanto od…

Sexo sin rutina...

Imagen
Hace poco me llegó un correo electrónico muy curioso. En él explican la diferencia entre ser la “esposa” y ser la “otra”, y se “argumenta” el porqué los hombres necesitan tener siempre a dos mujeres. En resumidas cuentas, la “esposa” viene a ser aquella mujer a quién el hombre ama profundamente, la mamá de sus hijos, pero que por la convivencia diaria se convierte en sinónimo de problemas: que hay que pagar esto, que hay que comprar aquello, que estoy muy estresada por el trabajo, que tú tienes que hacer esto, etc. La “otra” por el contrario, es aquella mujer que por fuera del hogar, le ofrece al hombre placer infinito, siempre dispuesta a complacerlo, no le lleva problemas a la cama, está pendiente de entregarse al máximo, de estar lo mejor posible para agradarle al hombre, en fin, la “otra” es sinónimo de “buen sexo sin preocupaciones”, una forma de escape del mundo y sus problemas. Pero ¿y por qué no cambiar a la “esposa” por la “otra”? Pues sencillo, en el caso de que la “otra” se…

Esto de crear un blog...

Hace mucho tiempo, vengo escuchando acerca de los "blogs" de los "bloggers" y todo esas terminologías asociadas con el medio tecnológico, sin embargo, sólo me había dedicado a inscribirme en redes sociales como Hi5, Facebook y Twitter. Y me parecía que hasta ahí estaba bien, que no necesitaba de nada más.

Sin embargo, por mi profesión (Comunicadora Social) y por una vocación y/o don que he tenido desde muy pequeña, a mi me encanta escribir. Y me he dedicado a lo largo de mi vida a escribir cuentos, poemas, noticias, reportajes, documentales, etc., pero siempre quise tener un espacio para escribir sobre mis cosas, sobre lo que me sucede, una especie de diario (pero no tan melodramático como el de las adolescentes). Un espacio, lugar, como se le quiera llamar, donde escribiera con libertad, donde nadie me cohibiera y limitara mis palabras. Y es que dicen mis amigos, que yo hablo mucho, incluso escribiendo, y no están equivocados: soy muy locuaz y al escribir no puedo …