Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2009

Hoy me dieron ganas de escribir...

Imagen
Muchos amigos me han regañado por el abandono en el que tengo a mi querido blog. Tal vez sean las múltiples ocupaciones, tal vez mis musas de la inspiración me han abandonado, tal vez sea porque me gana la pereza de hacerlo o quizás porque no tenga nada que decir, o mejor, quisiera quedarme callada y guardarlo sólo para mí.

Pero hoy me dieron ganas de hacerlo. Y la verdad, no se sobre qué rayos estoy escribiendo exactamente en este momento, pero aquí estoy, tratando de abrir mi alma y mi ser a las letras, y plasmar un poco aquí será lo que estoy viviendo, sintiendo, experimentando en este preciso instante.

Finalizando noviembre se siente algo extraño. Una felicidad inmensa porque llega Diciembre, para mí, el mes más lindo del año, porque gracias a Dios y a mis padres, siempre lo he disfrutado como se merece, con toda su magia y alegría. Y al mismo tiempo, algo de nostalgia por todas las cosas que pasaron en este año y que de alguna u otra forma dejaron huella en mi vida.

Llega diciembre …

Casarse o no casarse...esa es la cuestión!

Imagen
Desde pequeñas, creo que a la mayoría de las mujeres nos venden la maravillosa idea del “matrimonio feliz”, de encontrar ese “príncipe azul” y de comernos el cuentico de “vivir felices para el resto de nuestras vidas”, pues claro, desde niñas nuestras madres nos acostumbran a ver las peliculitas de Disney, esas de princesas, y nosotras que aún no sabemos distinguir muy bien entre fantasía y realidad, nos dedicamos a creer que todos ese mundo tan bonito puede ser realidad, algún día. Y crecemos con la idea en la cabeza, de hallar nuestro príncipe azul, ese hombre perfecto, buen mozo, educado, inteligente, romántico, detallista, (mejor dicho, ese que ya no se consigue, solo unos cuantos especímenes, y ya están en vía de extinción), pero nos vamos estrellando solitas con la cruda realidad, y como no nos prepararon para esa clase de golpes, pues nos parten el corazón con una facilidad y ahí seguimos nosotras por el mundo buscando el imposible, curando las heridas e intentando una y otra v…