Muñequita de nadie...


Ella es la muñequita linda que todos miran, que todos miran…
Todos la quieren tener, pero ninguno la tiene para quererla…
Muñequita de colección se ha acostumbrado a ser…
Entrega su corazón por completo, y se lo devuelven hecho pedazos…
Luego, de jugar con ella, la vuelven a dejar en aquel estante viejo…
Lágrimas de cristal recorren sus mejillas colorás…
No comprende, no entiende, no quiere saber…
Muñequita de todos, muñequita de nadie…
Ya no quiere ser más un juguete…
Ahora quiere que la adoren y la respeten como a una persona…
Corazón de colcha multicolores, retazos de amores, de amores…
Sonrisa que esconde una tristeza loca…
Muñequita siente que ha llegado la hora…
El juego ha terminado, ahora será persona, persona…
Corazón que late, corazón que adora…
Ahí sale de nuevo, la muñequita soñadora…
Todos la quieren tener…
Y aquel que la logre tener, tiene que ser pa’ quererla...
Porque aunque siga siendo la muñequita de todos…
Ya no será más el juguetito de nadie…

Comentarios

  1. Me gusta la metafora que manejas de forma intrinseca en el texto. Muy bonito, sensible, Melancolico y realista.

    ResponderEliminar
  2. Elitass y CAPV, Gracias por sus comentarios...! ;)

    ResponderEliminar
  3. Hola, queria invitarte a que agregues tu blog a planetacolombia.com
    es un directorio de webs y nos gustaría que estuvieras.
    saludos

    Diego

    ResponderEliminar
  4. OMG!!! me soeprendió!!
    qué fuerte!!!
    He conocido muchas así!!!

    UN beso

    ResponderEliminar
  5. jejeje, aquí tienes a una Naty...! ;)

    ResponderEliminar
  6. Simplemente asombroso!... puedes coger un puñado de palabras y hacer una carta de vida!!!... te felicito, ojala mas personas tuvieran no solo la iniciativa sino el talento de expresarse de esta manera!

    ResponderEliminar
  7. Melissa: Wow! Muchas gracias por tus palabras, de verdad que me animan mucho! :)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Cualquier comentario es cariño...

Entradas populares de este blog

¡NO a la lluvia de sobres!

¿Competir por ‘amor’? No, gracias…paso.

O somos...o mejor no somos nada