jueves, 27 de enero de 2011

¡No estaba muerta, ni andaba de parranda!


Si, si, ya sé que muchos me han reclamado el terrible abandono en el que tenía a mi blog pero parece que las musas de la inspiración se tomaron unas serias vacaciones o tal vez se me agotaron los sentimientos que me impulsaban a escribir sobre cualquier tema.

Sin embargo, he extrañado mucho el placer de sentarme a escribir frente a un documento en blanco y dejar que las letras fluyan a su manera, que les cuenten mis pensamientos, mis emociones, lo que me alegra y me entristece, lo que me ilusiona y me decepciona, en fin, ya saben, todas esas cosillas que a través de mis posts les hago saber.

Me pasa algo muy curioso y es que aunque no me siente a plasmar muchos pensamientos, suele suceder que mientras camino, estoy en un sitio o haciendo cualquier cosa, voy tejiendo posts mentales sobre diferentes temas que se me ocurren, muchos relacionados con problemáticas de mi ciudad con las que me he involucrado por circunstancias de la vida o tal vez porque muy pero muy dentro de mí, habita una Alcaldesa o yo que sé, alguna tipa idealista, que sueña con resolver tantos problemas que a diario notamos cuando recorro las calles de mi hermosa pero desmejorada Cartagena.

O tal vez, algún atardecer de esos inspiradores me traen a la mente una mezcla de hermosos recuerdos y un toque de nostalgia hace aparición y ese extraño sentimentalismo crea interesantes composiciones en mi mente, y allí se quedan.

Y así pasa con las canciones, con las películas, con las amistades, con la vida misma. Todos se convierten en fuentes de inspiración momentánea, pero sin duda, me he vuelto un poco egoísta y prefiero que esos posts reposen en mi mente, que solo yo pueda recordarlos o ni eso, porque son tan fugaces que con la facilidad con que los pienso, así mismo se desvanecen.

Y hoy, estoy escribiendo estas cuantas líneas para dejarles saber que efectivamente NO ESTABA MUERTA, NI ANDABA DE PARRANDA, simplemente por muchas circunstancias más de ganas que de otra cosa, no había vuelto por aquí, pero ya decidí que eran suficientes vacaciones y pienso retomar nuevamente la escritura en mi blog.

Ni siquiera vine para desearles Feliz Navidad, ni Feliz Año 2011, bueno, ya que, pero sí espero que a todos me les vaya muy bien en este nuevo año que para mí pinta excelente y confío plenamente que así será.

Ah si! Y que el corazón anda muy feliz, soñando despierta, con los pies en la tierra pero mirando al cielo! Nos leemos pronto, muy pronto.


votar

1 comentario:

  1. Que bueno que regreses... yo también regresé, y volví con la plena intención de no irme de nuevo.

    Saludos!!


    No has pasado por mi nuevo blog? www.lucas0123.com

    ResponderEliminar

Cualquier comentario es cariño...