Sexo sin rutina...


Hace poco me llegó un correo electrónico muy curioso. En él explican la diferencia entre ser la “esposa” y ser la “otra”, y se “argumenta” el porqué los hombres necesitan tener siempre a dos mujeres. En resumidas cuentas, la “esposa” viene a ser aquella mujer a quién el hombre ama profundamente, la mamá de sus hijos, pero que por la convivencia diaria se convierte en sinónimo de problemas: que hay que pagar esto, que hay que comprar aquello, que estoy muy estresada por el trabajo, que tú tienes que hacer esto, etc. La “otra” por el contrario, es aquella mujer que por fuera del hogar, le ofrece al hombre placer infinito, siempre dispuesta a complacerlo, no le lleva problemas a la cama, está pendiente de entregarse al máximo, de estar lo mejor posible para agradarle al hombre, en fin, la “otra” es sinónimo de “buen sexo sin preocupaciones”, una forma de escape del mundo y sus problemas. Pero ¿y por qué no cambiar a la “esposa” por la “otra”? Pues sencillo, en el caso de que la “otra” se vaya a vivir con el hombre, inmediatamente ocuparía el lugar de la “Esposa” y poco tiempo después, éste tendría la imperiosa necesidad de encontrar otra “Otra”.

Parece un trabalenguas y hasta divertido suena, pero es la realidad en la que viven muchos hogares de familiares, amigos y conocidos. Siguiendo muy de cerca estos casos y hablando con las mujeres implicadas en el asunto, noté un factor común en la mayoría de ellas: el sexo se les había vuelto una rutina más, una actividad con la que tenían que cumplir por el hecho de ser las esposas pero que realmente no estaban disfrutando. Cuando se llega a esta situación, se deben encender las alarmas y buscar los métodos para no permitir que esto continúe sucediendo. Pero hay mujeres que por su condición de “señoras conservadoras”, no les gusta hablar del tema, y hasta se sonrojan cuando escuchan la palabra “sexo” y si a mí como mujer, me choca y aburre tener que lidiar con estas puritanas, pues ya me imagino a esos pobres maridos cómo deben estar, y aunque no justifico la “infidelidad” del hombre, si logro entender porqué muchos tienen que salir de casa a buscar lo que no se les está dando al interior de ésta.

Por eso, mi recomendación a las mujeres es que sean más abiertas con sus maridos, novios. Hay que conocer a la pareja, saber qué es lo que más les gusta hacer, lo que les causa mayor placer. Innovar es la clave. El sexo precisamente se vuelve una rutina más porque todos los días se hacen las mismas poses, se dan los mismos besos y las mismas caricias. Actualmente, existen tantos elementos que ayudan precisamente a romper esa rutina, y permite a las parejas disfrutar plenamente de su sexualidad, y si no saben, pues vayan y visiten una Sex Shop, y escojan lo que más les gusta (allí mismo hasta asesorías le dan gratis), vean videos juntos (estos ayudan a las mujeres que carecen de creatividad para generar movimientos y poses nuevas), consulten trucos en Internet, comidas afrodisiacas, mejor dicho, a los maridos-novios hay que conquistarlos diariamente y tratar en lo posible, de no llevar los problemas a la cama. Sencillamente, hay que aprender a ser “esposa” y “otra” al mismo tiempo.

*Libro recomendado: Mejor sexo. Acaba con la rutina y mejora tu vida sexual para volver al éxtasis y recuperar la pasión. Autora: Elisabeth Wilson.

Comentarios

  1. El amor es un malentendido mutuo...tarde o temprano la pasión se apaga, nada es para siempre y "hasta la belleza cansa( como diría el borrachísimo José José)

    El secreto del "juego" es enamorarse constantemente.

    De qué? de la "Vida" amiga Pao...y de lo que te dé la gana !

    ResponderEliminar
  2. CONFESIÓN

    -Desde siempre sabía que en ese camino que me lleva a ti, rumbañera de nocturnos habitados, amantera felina de goces y caricias, iba dejando, como los fríjoles del cuento, recibos de energía, de acueducto, de teléfonos, de gas, de colegios, en fin, todas esas vainas que nos señalan el retorno a la realidad comprada en sacramentos y desvalorizada en reclamos matutinos-.

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Cualquier comentario es cariño...

Entradas populares de este blog

¡NO a la lluvia de sobres!

¿Competir por ‘amor’? No, gracias…paso.

O somos...o mejor no somos nada